Nueva Ley de Prensa, 18 marzo 1966

| Proyecto de innovación docente. Historia Contemporánea | Administración electrónica |

Nueva Ley de Prensa, 18 marzo 1966

Descargar versión en PDF

Artículo 2.1 La libertad de expresión y el derecho a la difusión de informaciones, reconocidos en el artículo primero, no tendrán más limitaciones que las im
puestas por las leyes. Son limitaciones: el respeto a la verdad y a la moral; el acatamiento a la Ley de Principios del Movimiento Nacional y demás Leyes Fundamentales; las exigencias de la defensa nacional, de la seguridad del Estado y del mantenimiento del orden público interior y la paz exterior; el debido respeto a las Instituciones y a las personas en la crítica de la acción política y administrativa; la independencia de los Tribunales, y la salvaguardia de la intimidad y del honor personal y familiar.
Art. 3.º De la censura. La Administración no podrá aplicar la censura previa ni exigir la consulta obligatoria, salvo en los estados de excepción y de guerra expresamente previstos en las leyes.
Art. 4.º Censura voluntaria. 1. La Administración podrá ser consultada sobre el contenido de toda clase de impresos por cualquier persona que pudiera resultar responsable de su difusión. La respuesta aprobatoria o el silencio de la Administración eximirán de responsabilidad ante la misma difusión del impreso sometido a consulta.
Art. 5.9 Garantía de libertad. La Administración garantiza el ejercicio de las libertades y derechos que se regulan en esta Ley, persiguiendo a través de los Órganos competentes e incluso por vía judicial, cualquier actividad contraria a aquéllos, y en especial las que a través de monopolios u otros medios intenten deformar la opinión pública o impidan la libre información, difusión o distribución.
Art. 12. Depósito. 1. A los efectos de lo previsto en el artículo 64 de la presente Ley, antes de proceder a la difusión de cualquier impreso sujeto a pie de imprenta, deberán depositarse seis ejemplares del mismo con la antelación que reglamentariamente se determine, que nunca podrá exceder de un día por cada cincuenta páginas o fracción.
2. En el caso de diarios o semanarios se depositarán diez ejemplares de la publicación o bien el mismo número de reproducciones de su contenido, media hora antes, como mínimo, de su difusión, firmados por el Director o por la persona en quien éste delegue. En las demás publicaciones periódicas el número de ejemplares será el mismo y el plazo de seis horas.
Art. 13. Impresos clandestinos. Se reputa clandestino todo impreso en el que no figuren o sean inexactas las menciones exigidas en el artículo 11, o que haya sido difundido incumpliendo lo dispuesto en el artículo 12.
Art. 17. Capital español. 1. El patrimonio y el capital de las empresas periodísticas tendrán que pertenecer necesariamente a personas naturales o jurídicas de nacionalidad española y residentes en España.
2. Sin embargo, será posible la participación de hasta un veinte por ciento en favor de españoles no residentes en España, en los que concurran los restantes requisitos del artículo 16.
Art. 39. Responsabilidad. El Director es responsable de cuantas infracciones se cometan a través del medio informativo a su cargo, con independencia de las responsabilidades de orden penal o civil que puedan recaer sobre otras personas, de acuerdo con la legislación vigente.
Art. 66. De la responsabilidad administrativa. La infracción de los preceptos legales y reglamentarios en materia de Prensa e Imprenta será sancionable en la vía administrativa, independientemente de que sea o no constitutiva de delito.
Disposiciones finales.
2? Para resolver las cuestiones que pueda suscitar la aplicación de la presente Ley a las publicaciones de la Iglesia católica, dependientes de su Jerarquía, el Gobierno y la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social adoptarán los acuerdos procedentes.
Disposición derogatoria.
Única. Quedan derogadas las Leyes de Imprenta de 26 de julio de 1883 y la de Prensa de 22 de abril de 1938, el apartado b) del artículo 40 de la Ley reguladora de la jurisdición contencioso-administrativa de 27 de diciembre de 1956 en lo que se refiere al ejercicio de la función de policía sobre la Prensa, el Decreto de 23 de septiembre de 1941 sobre autorización para la publicación de obras y el Decreto de 13 de marzo de 1953 y la Orden de 25 de mayo del mismo año sobre derecho de rectificación en prensa periódica, el Decreto de 11 de julio de 1957 por el que se regula el requisito de pie de imprenta en las publicaciones, la Orden de 29 de abril de 1938 referente a los trámites previos a la publicación de libros ( ... ).FUENTE: Ley de 18 de marzo de 1966: Ley de Prensa e Imprenta. Nuevo Diccionario de Legislación. Aranzadi, tomo XIX, pp. 36-38, 40-43.